El contexto

Las pequeñas bodegas y empresas del sector agroalimentario ubicadas en zonas rurales no siempre tienen la capacidad de canalizar sus aguas residuales a plantas de tratamiento. El cumplimiento de la normativa vigente obliga así a estas pequeñas empresas a tratar sus aguas residuales in situ antes de su vertido al medio natural.

Estas PYME rara vez pueden permitirse la inversión en costosos métodos de tratamiento del agua, lo que ha llevado a la desaparición de muchas empresas en las zonas rurales a favor de las zonas urbanas. Este problema dificulta mantener la continuidad y crear nuevos negocios que no puedan soportar la legislación ambiental vigente.

 

El proyecto NUTRIA se enmarca en la política europea de desarrollo rural 2014-2020 al contribuir a “mejorar la viabilidad y competitividad de todo tipo de agricultura y promover técnicas agrícolas innovadoras y la gestión forestal sostenible” ​. El proyecto también tiene como objetivo implementar mejor la economía circular, para reducir los residuos producidos y la contaminación generada por los diversos procesos productivos vinculados a la agricultura.-3239-9149-20813d6c673b_

Grape%20juice%2C%20wine%20droplets%20after%20harvest_edited.jpg